Autismo e intervención temprana

¿Qué es el trastorno del espectro autista?
El autismo es una condición que afecta el modo que una persona ve el mundo, procesa la información y actúa recíprocamente con otras personas.
A las personas con Trastornos del Espectro Autista les resulta difícil desarrollar relaciones sociales, comunicarse y pensar en abstracto.
Se trata de una entidad compleja que requiere de múltiples abordajes.
Es por esto que un diagnostico temprano es fundamental para la evolución de cada persona.

    Algunos signos de alerta: 

        • Ausencia del gesto de señalar.
        • Dificultad de responder al nombre.
        • Sordera aparente.
        • Ausencia de habilidades de atención conjunta.
        • Juego solitario.
        • Retraso en aparición de primeras vocalizaciones.
        • Ausencia de imitación.
        • Ausencia de juego simbólico.
        • Apego inusual a objetos y uso repetitivo.
        • Apego a rutinas e inflexibilidad conductual.
    El diagnostico temprano, así como el inicio precoz de las intervenciones, mejoran el pronóstico en relación al desarrollo de futuras habilidad es de cada niño.Los resultados positivos se asocian con el comienzo temprano de los tratamientos, basados en el análisis de la conducta y en la intervención
    en espacios naturales.
    El compromiso de los padres con el tratamiento es fundamental, ya que van a ser ellos los encargados de acompañar este proceso, formando junto con los  profesionales el equipo terapéutico más eficaz.