Terapia psicológica

Partimos de la individualidad de cada caso que nos viene. Insisto en este punto por que considero que es la clave del éxito terapéutico. Cuidamos mucho el trato y  la puesta en marcha de buenas prácticas psicológicas considerando el código deontológico que ampara al paciente y a la profesión.

Consideramos que el espacio psicológico que se crea con el paciente es un espacio único de seguridad y de colaboración, un lugar donde crecer y explorar.

Desarrollamos nuestra terapia en el centro (Calles Ercilla 51 o Magallanes) o bien a domicilio (dentro del área de Madrid capital) u online.

TERAPIA A DOMICILIO:

Disponemos de servicio de intervención terapéutica a domicilio para aquellas personas o familias que por motivos de fuerza mayor no les sea posible acudir a nuestras instalaciones.

La forma de trabajar es la misma que la de consulta, con la ventaja de la comodidad para el paciente al acercar la terapia al domicilio.

 

TERAPIA ONLINE:

Si estás en una situación en la que tu tiempo libre es muy limitado, tus horarios laborales o personales son rotativos, vives en otra ciudad diferente a Madrid o en otro país y quieres hacer terapia con nosotros, tenemos la posibilidad de hacerlo online. Los requisitos son:

  • Tener un ordenador, móvil o tablet
  • Internet de banda ancha o conexión a internet a partir de 3G.
  • Tener descargado el programa skype. Si no tiene instalado lo puede descargar aquí.
  • Webcam y auriculares.

 

El método de trabajo es el siguiente:

1-Entrevista informativa en la que se encuadra el problema, nos conocemos, valoramos la posibilidad  de iniciar una terapia y programamos futuras citas. Esta entrevista tiene una duración aproximada de media hora.

2-Evaluación del problema, una serie de sesiones (1-3 sesiones aprox.) en las que se concreta el problema, se evalúa la fase en la que está, tejido vital al que se adscribe, áreas vitales dañadas. Dichas sesiones de evaluación pueden requerir o no la aplicación de cuestionarios o herramientas de evaluación frecuentemente utilizadas por la psicología para facilitarnos la exploración del problema.

3-Intervención psicológica, abordamos el problema y tratamos de reparar el daño en todas sus áreas de afectación. Consideramos que la intervención psicológica inicialmente no debe estar centrada con urgencia en la eliminación del síntoma que propicia la demanda de atención psicológica, ya que ese síntoma es el indicador de lo “más sano” que ha podido desarrollar nuestra psique para mantenerse a salvo. Es como la fiebre en una infección, hay que atajarla, pero hay que saber por qué sale.

Desde este punto de vista, creemos que terapias psicológicas que prometen eliminar de raíz sintomatologías agudas o crónicas que cumplen una función en la estructura vital de la persona, son en cierto modo falaces y desde luego ineficaces, ya que si bien eliminan el síntoma, potencialmente pueden desencadenar la sustitución de ese síntoma por otro de igual o mayor calado.

El síntoma acabará desapareciendo o disminuyendo cuando lograremos convivir con él de manera más sana y nos acerquemos a la raíz de su presencia reparando las emociones que están vinculadas a ese síntoma.

El número de sesiones necesarias para la intervención varía de un caso a otro.

4-Sesiones de seguimiento: Cuando hemos logrado el objetivo terapéutico y pactamos el “alta clínico” con el paciente, se recomienda el mantenimiento de cierto número de sesiones de seguimiento que se van espaciando cada vez más en el tiempo. Estas sesiones de seguimiento pueden ser presenciales u online (skype, hangout, whatssup)

 

 Qué tipo de problemáticas tratamos:

Podríamos exponer un catálogo de etiquetas patológicas con las cuales trabajamos, pero consideramos que esas etiquetas genéricas vulgarizan la realidad particular de cada persona. Ni todas las depresiones son iguales, ni todas las angustias se particularizan de la misma manera.

Sí consideramos  sin embargo, que existen situaciones evolutivas y contextos vitales que pueden requerir tener en cuenta una perspectiva de evaluación y tratamiento diferente, no es lo mismo la intervención con un adulto que con un niño o un adolescente. La mirada terapéutica a cada uno de esos ciclos vitales requiere de experiencia y conocimientos específicos a cada uno de ellos.

Nosotros somos expertos en:

Psicología infantil y adolescentes

Psicología para adultos

Apoyo a la maternidad/paternidad